sábado, 1 de diciembre de 2012

Chapter 28. Lucha interior..

El día amanecía nublado en la Sociedad de Almas, el ambiente se notaba bastante pesado... A pesar de ello, Ichigo se levantó temprano e, ignorando a todos, fue en busca de Rukia. Sabía que lo que les esperaba no iba a ser fácil, por eso debía sincerarse con ella... La encontró en la enorme casa de los Kuchiki, sentada en un banco disfrutando de la tranquilidad que le proporcionaba el murmullo del agua de la fuente que allí había. Se sentó a su lado y acercó su mano a la suya...

- Rukia, me gustaria hablar de lo que pasó entre nosotros...
- Creo que ya has dicho todo sobre ello... - se puso a la defensiva
- ¿Por que cada vez que intento sacar el tema de pones de morros? - se quejó
- Porque no hay tema, lo has dejado bien claro ya... - se molestó aún más .- ¿sabes? No eres más que un niñato egocéntrico que solo sabe pensar en sí mismo
- Si pensase solo en mi mismo no estaría aquí, ni tampoco hubiese combatido con media Sociedad de Almas para salvarte, ¿o ya se te ha olvidado eso?
- Si, es cierto, me salvaste...y ya te lo agradecí en su momento...¿O quieres que te haga una estatua también? - se cruzó de brazos

El joven de cabellos naranjas sabía que era imposible discutir con ella, como solía decir Kon, era pequeña pero matona, y se temía que, a pesar de que Chantarelle le caía muy bien, desde que eran amigas Rukia había aprendido demasiado a ser borde. Por un momento pensó en como serían las discusiones entre ella y el capitán Hitsugaya, y no pudo evitar sonreír al imaginarse la escena.

- ¿Y aún te ries? - preguntó Rukia bastante molesta 
- Estaba pensando en algo, una tontería que no viene al caso.. - se excusó
- Eres un inmaduro...
- Rukia, callate 

La sujetó por ambos brazos, apretandoselos contra su cuerpo y la besó. Ella le correspondió al beso, aunque en su mente no dejaba de darle vueltas al asunto. Se separaron muy lentamente y, antes de que ella pudiese decir algo, la calló colocando un dedo sobre sus labios.

- Lo de aquella noche fue especial para mi.... Lo negué por verguenza a que no sintieses lo mismo. Me gustas Rukia, siempre me has gustado...
- Mientes.... - susurró ella..
- Sabes muy bien que no...- le cogió la mano - Perdóname, por favor...

--------------------------------

No muy lejos de allí, Chantarelle caminaba por los pasillos del seireitei, dando vueltas tratando de evitar el lugar al que su corazón la impulsaba a ir.... Llegó hasta la entrada al decimo escuadrón, pero de nuevo la amargura la invadió, al ver a Hitsugaya con aquella chica, según tenía entendido, la teniente Hinamori. 

Caminó de vuelta sobre sus propios pasos...arrepentida por haber cometido la estupidez de haber ido tan lejos.. Trataba de tragarse sus propias lágrimas cuando se topó de lleno con Hisagi, realmente era la última persona con la que le apetecía encontrarse, pues sabía que no podría librarse de una charla. Trató de evitarle, pero no le fue posible..

- ¿Estás tratando de evitarme? - preguntó algo confuso
- Quiero estar sola... - respondió cabizbaja
- ¿Estás llorando? - dijo alzando su cabeza con la mano.
- No.. es solo que.... soy una idiota...
- No hace falta que te diga que puedes contarme lo que sea, ¿verdad?

Ella asintió sin demasiado entusiasmo, pues trataba de contenerse, pero un corazón roto es difícil de mantener con sus trozos pegados mucho tiempo.

- No me digas que lloras por el chico ese que me comentaste.... - el silencio de ella le dio la respuesta. - ¿Puedo preguntar quien es? Tengo entendido que es un shinigami... ¿es Renji? - preguntó al azar
- No.. Renji es un cielo... es un buen amigo
- ¿Yumichika?
- Demasiado.. osea... para mi - rió
- ¿Ikkaku? 
- Demasiado bruto
- ¿Rangiku?
- Shuhei!! Por favor, deja de decir tonterías al azar! - protestó ella
- Estaba repasando los shinigamis que han ido recientemente al mundo real, por las fechas en las que tú aún eras humana. - hizo una pausa - Oh dios.... no me digas que... él..... Hitsugaya Toushiro? - temió preguntar

La tristeza de aquellos ojos verdes de nuevo le dio la respuesta.... Había oído rumores acerca de la extraña amistad de Hitsugaya con alquien en el mundo real, pero tampoco hablaba mucho con él, así que no le había dado importancia. Sabía también que se había tomado unas pequeñas vacaciones y que a la vuelta había empezado a salir con Hinamori... pero nunca hubiese imaginado que era por su culpa que su pequeña Elle estuviese así.... Apretó los puños en señal de la impotencia que le producía no poder hacer nada, salvo el irrefrenable impulso de partirle la cara....

--------------------------------

En el décimo escuadrón, Hitsugaya hablaba con Hinamori...

- De modo que... ¿estás dejándome Shiro-chan?
- Ya te he dicho mil veces que no me llames así... - dijo un tanto molesto
- Está bien pero... ¿a qué viene esto? - preguntó extrañada
- Estoy enamorado... pero no de ti.... siento que esto es una farsa, y que te haré daño...
- ¿Hay otra persona?- preguntó sin todavía comprender
- Si, la hay desde antes de que tu y yo empezasemos a estar juntos
- ¿La conozco?
- Si... bueno, supongo, que mas da eso!
- Mira Toushiro, te quiero, pero desde  hace un tiempo he notado que algo no funciona entre nosotros, y si para ser feliz tienes que ir con esa otra, adelante- dijo con una sonrisa
- Gracias, pero ya es tarde... Ella me odia, y con razón..

 ----------------------------------

El cielo se rasgó en una enorme y negra franja... y una oleada de hollows apareció, seguidos de los espada y, por supuesto, Aizen, Ichimaru y Tousen... los desertores.

1 comentarios:

evelyn odalyz the hedgehog dijo...

Au~ inche ichigo le ame en el momento ^*^ rukia en si suertuda ¬3¬ que bien n3n hehehe :3 bueno nos veremos a la proxima y Elle estas de suerte x3

Publicar un comentario

Blog Template by YummyLolly.com - Header made with PS brushes by gvalkyrie.deviantart.com
Sponsored by Free Web Space